¿Fascitis plantar o espolón calcáneo? en deportista

Home artículos ¿Fascitis plantar o espolón calcáneo? en deportista
+

¿Fascitis plantar o Espolón calcáneo?

En nuestro centro, raro es el día que no nos visita un paciente cuyo motivo de consulta es dolor en el talón. Debemos saber que el dolor en el talón puede producirse por varios motivos y debemos hacer diagnóstico diferencial entre distintas patologías como enfermedad de sever, bursitis calcanea, fracturas, exostosis, fascitis plantares…

En este artículo me gustaría hablar de la fascitis plantares y el espolón calcáneo, ya que es una patología que cada vez  es más común en nuestra sociedad.

Concepto: Fascitis Plantar y Espolón Calcaneo

Antes de nada debemos conocer que es la fascia plantar. Es una estructura plana, gruesa y fibrosa formado por tejido conectivo situada en la planta del pie. Se origina en el calcáneo y se inserta en todas las falanges proximales. Esta fascia o ligamento grueso se extiende en cada paso, siendo la responsable junto con otras estructuras de sostener el arco plantar.

La inflamación de esa estructura fibrotica, por desgarros y sobrecarga, es lo que se conoce como fascitis plantar. Es la condición más común de dolor en el talón y hay que diferenciarlo muy bien del espolón calcáneo que no es doloroso.

El espolón calcáneo es una exostosis: un tumor benigno de hueso en la parte inferior del talón. Es popular la creencia de que el crecimiento de hueso en forma de lanza es lo que genera el dolor, pero en realidad en sí mismo el espolón no es doloroso. Igual que como sucede en las articulaciones artrósicas lo que duele son los tejidos blandos que están inflamados (fascitis plantar), no el pico óseo formado por los osteofitos.

Epidemiología de la fascitis plantar

La fascitis plantar es un problema bastante habitual. En la población no deportista suele aparecer a partir de los 45 años, aunque es habitual que aparezca en pacientes jóvenes que practiquen deporte. Algunos estudios afirman que  alrededor del 10% de la población puede llegar a padecerla en algún momento de la vida.

Síntomas de la Fascitis plantar

En el caso de los deportistas, en las fases iniciales de la fascitis, posiblemente el dolor sólo aparecerá por la mañana y después de hacer deporte. Aunque al deportista le será posible realizar la actividad deportiva. Hay que tener en cuenta que cuando aparecen los primeros síntomas, debemos empezar a tomar medidas. Existe la posibilidad de que la fascitis se vaya agudizando. Llegando un momento en el que sea muy limitante para la vida deportiva e incluso para la vida normal de una persona que tenga que permanecer largo tiempo de pie o caminando.

Causa de la fascitis plantar

Cada paciente puede tener una causa diferente para el desarrollo de su fascitis, acortamiento de la musculatura posterior, pronación excesiva en la marcha, ángulo de inclinación de los metatarsianos, etc.

Tratamiento de la fascitis plantar

Hay que atacar las causas, no los síntomas

Para solucionar definitivamente la fascitis plantar debemos concentrar nuestros esfuerzo en eliminar la causa del problema, no los síntomas. Ya que nos llegan a nuestra consulta muchos pacientes que llevan años con la patología debido a que solo le han tratado los síntomas, es decir la inflamación. Esos pacientes sienten mejoría por un tiempo, pero como no le han tratado la causa al cabo del tiempo vuelven otra vez agudizarse su patología.

Cada paciente puede tener una causa diferente para el desarrollo de su fascitis, acortamiento de la musculatura posterior, pronación excesiva en la marcha, ángulo de inclinación de los metatarsianos, etc.

El tratamiento suele ser un estudio de la pisada y de la carrera, para realizar unas plantillas personalizadas, estiramientos de la musculatura posterior, en casos severos férulas nocturnas y complementos antiflamatorios.

Para un correcto diagnóstico y tratamiento le recomendamos acudir a una clínica podológica especializada. Ante los inicios de los síntomas recomendamos acudir al profesional lo antes posible. Un tratamiento precoz evitará posibles lesiones futuras, podremos realizar nuestra actividad sin ningún tipo de molestias y disfrutar de la práctica del deporte.

Dr. José Domingo Calle Moreau

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *