El Pie en el Deporte

Home artículos El Pie en el Deporte
Lesiones Deportivas en Clínica Moreau
+

EL PIE EN EL DEPORTE

¿Sabías que el pie es la parte músculo esquelética más compleja del cuerpo humano?

Se compone de 26 huesos, 20 músculos, 33 articulaciones y 107 ligamentos. Todos estos componentes debe estar en armonía para poder caminar, correr, saltar, etc. Sin sufrir lesiones.

El pie actúa como elemento sustentador, propulsor y de percepción del entorno, lo que lo convierte en un órgano vital para la práctica deportiva. Cualquier alteración en él puede provocar una disminución del rendimiento.

En los próximos artículos nos gustaría hablar de algunas lesiones comunes que se dan en los deportistas, pero en este artículo vamos a dar algunos consejos fundamentales para realizar antes, durante y después de la competición.

Consejos podológicos antes del ejercicio

Hay que acudir al podólogo varios días antes de la prueba para que los pies se encuentren en las mejores condiciones posibles y podamos realizar la actividad de la forma más óptima.

Evite utilizar agua caliente antes de la práctica deportiva para prevenir la formación de ampollas.

Realice un corte recto de uñas sin dejarlas demasiados cortas para evitar que se claven.

Utilice calcetines de hilo o algodón y evite costuras internas del calzado. Así prevenimos la aparición de rozaduras y ampollas.

Use crema hidratante para la sequedad de la piel, evitando aplicarla entre los dedos para no favorecer la humedad en dicha zona.

No compartir calzado, calcetines ni chanclas, así evitaremos contagios por microorganismos.

Consejos podológicos durante el ejercicio

Se recomienda no estrenar calzado deportivo el día de la competición.

El calzado deportivo debe adecuarse a las características de la actividad y al tipo de terreno, su podólogo le asesorará en la elección.

Debemos estirar antes y después de la actividad, así evitaremos lesiones.

No ignore el dolor en los pies. Si le duele los pies, acuda al podólogo.

Consejos podológicos después del ejercicio

  1. No olvide utilizar zapatillas de baño en los vestuarios y duchas colectivas.
  2. Utilice un jabón de pH adecuado y preste especial atención al secado entre los dedos.
  3. Sea cauteloso con los remedios caseros para las dolencias de los pies.
  4. Después de la actividad se recomienda desabrocharse los zapatos y andar con zapatos anchos (chanclas).
  5. Se recomienda elevar los pies por encima de la cintura para favorecer el retorno venoso.

Para saber cómo es su pisada, su podólogo le realizará una exploración biomecánica del pie y un estudio de la marcha para valorar las presiones de sus huellas plantares, evitando las sobrecargas y los movimientos patológicos, ayudándole a un óptimo reparto de sus apoyos.

Dr. José Domingo Calle Moreau

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *